5 consejos para elegir tu tema en WordPress

Compartir:

El primer desafío que tenemos los “site builders”, bloggers, diseñadores o incluso desarrolladores, al momento de comenzar a plasmar una idea en WordPress, es la selección del tema base. Encontrar un modelo de diseño que se ajuste 100% a lo que tenemos pensado desde lo funcional y gráfico es casi imposible. Acá te comparto unos consejos que personalmente me han servido para no demorar días enteros buscando y buscando temas para mis proyectos.

Antes de buscar plantilla, es fundamental tener la idea clara en el papel. Estructura, niveles de navegación, funcionalidades, usabilidad, paleta de colores, uniforme gráfico (logos, marcas, etc.), boceto de contenidos, etc.

Disposición y elementos de diseño por defecto compatibles con tu idea

El primer consejo apunta hacia la distribución. Será de mucha ayuda si la orientación, ubicación de los menús, sidebar, widgets, logo, cuerpo de página y footer, tienen similitud o corresponden con la idea que tienes en el papel. De lo contrario gastaríamos mucho tiempo reconstruyendo el layout, aunque todo depende de nuestros conocimientos y destreza.

Por otra parte, será importante ver elementos como slider, banners, call to action, cajas de contenidos especiales y otros componentes básicos de diseño, para comprobar si en realidad son necesarios y si encajan en tu idea.

Ojo: Busca siempre la demostración oficial del tema. Siempre se encuentran en el sitio del desarrollador. Te dará una mirada más completa y real del tema.

Facilidad para personalizar

Si te pareció interesante un tema, instálalo en tu WordPress y revisa sus opciones de personalización. Algunas traen opciones muy prácticas para modificar los layouts, colores, estilo y elementos de contenido de manera muy sencilla. En muchos, la versión gratuita es extremadamente reducida y no te permite jugar con las características.

Ojo: A veces resulta mejor buscar temas populares en el repositorio oficial de WP, aplicando los filtros de opciones personalizadas. El tema gráfico siempre se podrá resolver mucho más fácil.

Adaptabilidad a dispositivos móviles

Para una web de hoy es obligación ser responsiva. Busca una plantilla que te facilite por defecto el desempeño en móviles. En el mismo live preview o demo puedes ver algo de como se navegaría desde un celular o tablet.

Diseñador de buena reputación

Todo será más fácil si quien desarrolla el tema goza de experiencia en el asunto. Existen muchas empresas desarrolladoras de temas, muchos desarrolladores independientes que hacen un muy buen trabajo.

Ojo: Revisa siempre las calificaciones y comentarios sobre quien diseña y obviamente sobre el tema. Si te gustó, puedes aportar comentarios y calificaciones también. Es justo y siempre será bien recibido.

Si hay uno que encaja perfecto, paga por ese tema

Si en la búsqueda encuentras un tema que reúne todas las condiciones gráficas y de funcionalidad, no lo dudes… Cómprala. Generalmente no son precios muy altos y en relación costo/tiempo/beneficio resultan ser inversiones rentables. Además tendrás garantías en cuanto a las actualizaciones y un soporte mucho mejor.

Más allá de estos consejos, es claro que TODO se puede hacer en WordPress. La tecnología soporta manipulación casi que total del diseño y a partir de los plugins, también puedes moverte fácilmente en funcionalidades. Lo más importante es que seas feliz con tu tema, que sea divertida la administración y que eso se refleje en la experiencia del usuario.